5 sencillas maneras de ayudar a salvar a las abejas

save the bees

Cómo podemos salvar a las abejas

Todos hemos leído los titulares; la población de abejas se encuentran entre las más afectadas por las consecuencias desastrosas del uso de pesticidas, las prácticas agrícolas irresponsables y el cambio climático.

No hay duda sobre el hecho de que la industria de la moda es responsable de muchos de estos crímenes contra la Naturaleza, cuyos detalles se han evitado durante muchos años y sobre los que ahora parece empieza a llegar conciencia individual.

Según un estudio realizado por la Environmental Justice Foundation en colaboración con Pesticide Action Network UK, entre el 16% y el 25% de los insecticidas que se usan a nivel mundial cada año son para cultivos de algodón.

Esto no sólo se traduce en un costo de $ 100 millones de dólares para el desarrollo de cada insecticida asesino, sino que algunos de los químicos más tóxicos utilizados en estos aerosoles (cianuro, dicofol y naled, por nombrar algunos) son conocidos carcinógenos.

Mientras, en el mundo de los insectos, los asesinatos de sus poblaciones continúa aumentando a un ritmo catastrófico. Salvarán las plantaciones de algodón si, pero ¿qué hay de todo (y de todos) lo demás? Combina eso con los efectos del cambio climático, y llegarás a la triste noticia de que el 40% de las especies de insectos están en declive.

arid-climate-change-clouds-60013.jpg

Por qué las poblaciones de insectos están cayendo en picado


¿Cómo podemos salvar a las abejas?

Se han empezado a tomar medidas a escala global para revertir el daño que se ha hecho. Países de todo el mundo descartan ya el plástico de un solo uso; se están llevando a cabo campañas masivas de reforestación desde los rincones más alejados de la India hasta las ciudades más centrales de Europa; y la presión global para comenzar a dirigir empresas ambientalmente racionales es más alta que nunca.

Pero además de las decisiones a macro escala, hay muchas cosas que podemos hacer en nuestra vida diaria, y en el jardín, para salvar a las abejas l(has leído nuestro blog sobre las bolsas de yuca y otras alternativas sostenibles que estamos desarrollando?).

Te damos algunas ideas muy sencillas para que si no lo has hecho ya, puedas empezar:



Salva a las abejas con sencillos gestos.

  • 1.- Deja que tu césped crezca como un jardín de flores silvestres

Este es, con mucho, el elemento más fácil de la lista, porque literalmente te pide que hagas menos de lo que ya haces. Si tienes césped (o cualquier tipo de área con césped) alrededor de tu casa, es muy probable que estés acostumbrado a cortar el césped. Pero los céspedes bien cuidados carecen básicamente de biodiversidad, lo que los hace tan nutritivos para las abejas como un pedazo de cartón empapado.

En lugar de cortar el césped, ¿por qué no plantearlo como en un exuberante jardín de flores silvestres? diente de león, margaritas, brezo, dedalera, cosmos, caléndulas y ranúnculos, crecen en abundancia cuando se los deja tranquilos, y constituyen el hábitat (y la fuente de nutrición) perfecto para las abejas.

Además, los jardines de flores silvestres son preciosas! Echa un vistazo a este que se está cultivando en los terrenos de la University College Cork, una de las universidades más grandes de Irlanda.

Si la idea de la pradera de flores silvestres no te seduce, puedes elegir cortar el césped de forma sostenible colocando las cuchillas a más de 10 cm por encima del suelo (de esa manera, dejarás a las flores suficiente espacio para que florezcan; rápidamente aprenderán a crecer debajo de la hoja).


blooming-bright-chamomile-1089459.jpg

Planta nuestras etiquetas

  • 2.- Planta tu propio jardín.

Cultivar tu propio jardín no tiene por qué ser una tarea tan difícil; Especialmente si te gustan las flores silvestres. Crear un jardín de bajo mantenimiento lleno de flores y polinizadores es una manera fácil y gratificante de salvar a las abejas en tu propia casa.

Coge algunas bombas de semillas y lánzalas en el césped (sí, ¡puede ser así de simple!); Planta en macetas especies fuertes como la lavanda; o siembra un par de etiquetas de semillas de Maria Malo en un poco de tierra.

  • 3. Apoya marcas de ropa sostenibles.

Al evitar comprar marcas que utilizan tejidos llenos insecticidas y pesticidas (como el algodón), estarás haciendo tu parte para contrarrestar los químicos tóxicos que de otro modo se habrían lixiviado en el medio ambiente: las vías fluviales, el suelo, las poblaciones de insectos y hasta la cadena alimenticia.

Invierte en empresas que utilicen materiales orgánicos y tejidos cosechados de forma sostenible. Aquí en Maria Malo, trabajamos con materiales ecológicos como el bambú, el eucalipto y tejidos regenerados como econyl (hecha de redes de pesca fantasma y otros residuos plásticos).

Echa un vistazo a nuestra colección de ropa sostenible.

  • 4.- Pon una fuente de agua en tu jardín.

Esto es especialmente útil en lugares donde las fuentes naturales de agua son escasas (como las ciudades, por ejemplo). Las abejas, como nosotros, necesitan agua para poder vivir. hacer un 'mini estanque' en el exterior crea una importante fuente de hidratación para las abejas ( Basta con un recipiente con algunas piedras en el fondo y unos cms de agua que las cubra).

Que no te confundan con la tontería popular sobre la alimentación a base de agua con azúcar para las abejas . En la mayoría de los casos, el agua azucarada puede tener terribles repercusiones (recomendaría leer más sobre esto en esta entrada de blog de The Little Honey Bee Company para más información).

5.- Utiliza herbicidas naturales.

Es posible que hayas pensado en usar (o que ya hayas usado) un herbicida o insecticida de algún tipo en algún momento. Y es mejor saber que puede reemplazarse fácilmente con una alternativa natural, no tóxica y casera que no dañará a las abejas (u otros insectos) que vivan cerca.

En nuestro jardín, utilizamos una receta simple que consiste en vinagre blanco y sales de Epsom. Lo mejor de todo es que, por lo general, ya tenemos ambos ingredientes en nuestro armario (aunque, si no es así, ninguno de ellos es caro de comprar) y son perfectos para mantener las malas hierbas fuera de tu casa.

save the bees

Gracias

Maria MaloComment