Mi rincón en Tarifa

tienda.jpg

Porque muchos estáis de vacaciones y seguro que pasais por esta zona, voy a aprovechar este post para contaros el cuento de Maria Malo en Tarifa. Así cuando vengaís a visitarnos ya sabeís donde estaís entrando.

Un espacio que surgió de la necesidad que sentí de unir el respeto a la Naturaleza y la Moda en un mismo proyecto.

Un escaparate internacional para un modelo de trabajo sostenible, ecológicamente sano y viable en materia económica.

Tarifa es intensa hasta el infinito, hay que saberla cambiante para aguantarla durante años. O la abrazas del todo o te vuelves loco. Belleza exótica al más profundo estilo Andaluz infusionado por un bello y desordenado mestizaje. Luz vibrante, viento fuerte, playas blancas, Naturaleza salvaje, silencio lleno, temporales... Fue su magia la que me habló de albergar aquí este sueño.

En el centro del Casco Antiguo, donde la Calle de La Luz se abraza a la Calzada, se alumbra una acogedora y encantadora esquina bajo el nombre de María Malo...  no podía ser de otra manera.

Dentro, tanto el mostrador como las estanterías están hechas de madera recuperada de andamios desechados. Los colgadores son cañas de bambú suspendidas del techo de madera de contenedor sobre trenzas de cuerda de cáñamo. Las cortinas son gasas de algodón natural y las paredes están forradas por paneles de bambú y papel vegetal estampado con hojas de palmera, todo ello "clorofilzonado" con helechos, geranios y suculentas.

Nuestras bolsas son de materiales reciclados, las perchas de madera y las tarjetas de visita cobran vida.  Planta una y te crecerán margaritas.

Aquí el trabajo se basa en los patrones y las características del ecosistema natural. Al tiempo que tomamos, devolvemos algo a cambio.

Quiero vivir como las tribus indígenas que pasaron por la tierra sin dejar rastro. Quiero habitar un mundo en el que la Naturaleza no necesite ser protegida del ser humano.

Cuando vengas tómate un rato para los detalles; las campañas de "Greenvasion" y "I care" están presentes junto a las colecciones.  Párate a sentir el bambú orgánico, aprecia los bikinis de nylon regenerado y sumergete en el tacto sedoso de los vestidos. Mira arriba que hay fotos… seguro que algún  extraterrestre viene a tocar el hang o un pianista te vuela a las estrellas mientras tanto.

Nos vemos pronto

María 

 

“No nos conocemos  pero no he podido evitar pedir tu número para decirte que hacía muchos años que no entraba en una tienda y respiraba lo que he respirado hoy en la tuya, enhorabuena María, sigue por donde vas porque da gusto encontrar trabajos como el tuyo”.  Tomas, Desigual.

 

Maria Malo1 Comment