Crea tu armario cápsula y no mirarás atrás (en serio!)

Inspirada por el explosivo interés por el minimalismo, hoy hablamos del mágico armario cápsula y de por qué podría cambiar tu vida para siempre, literalmente.

Te digo que también he estado ahí; dividida entre Morrissey-esque "¡No tengo nada que ponerme!" Y "¿Dónde están el p*! y mi falda!? No encuentro nada debajo de esta ENORME MONTAÑA DE ROPA!".

Para mi lo peor siempre ha sido cuando he tenido que mudarme. Ahí es cuando me he dado cuenta de la cantidad de ropa que había acumulado en tan poco tiempo. Y si, siempre eran cantidades ridículas.

Y sé que no soy el única.

La pregunta es… ¿Para qué ese constante consumo de ropa que simplemente se pierde en el armario?

Te suena el… "En realidad no lo necesito, pero pero pero ... pero es perfecto para el precioso top que tengo en casa y aún no he estrenado porque no tengo nada con qué ponérmelo?”

Chicas, reducir el tamaño de mi vestuario y racionalizar las opciones de mi ropa fue mucho más impactante de lo que me hubiera nunca imaginado. Después de mudarme entre tiendas, oficinas y cerrar una nave… me tocó salir de lo que un día pensé sería mi casa para siempre (afortunadamente). Decidí salir con lo mínimo y regalar todo lo demás… Qué gran liberación. Confío en que a ti también te ayude.

Pero primero:

¿Qué es un armario cápsula?


Esencialmente, un armario cápsula significa tener una cantidad limitada de prendas, zapatos y accesorios para cada temporada, clima, ocasión y necesidad. La clave es asegurarse de que la mayoría (si no todas) las prendas que tienes sean de buena calidad, te sienten genial, combinen entre ellas y se puedan usar fácilmente en diferentes situaciones según las combinaciones que hagas.

Beneficios de crear un armario cápsula.
Primero y ante todo:

Si estás un poquito atenta sabrás que tener gran cantidad de ropa no te va a facilitar el efecto deseado de tener un montón de opciones para vestir un día determinado, más bien al contrario, lo más seguro es que sólo sea un generador de estrés.

Cuando hay demasiadas opciones terminas haciendo tonterías sobre qué ponerte cada vez que tienes que salir. Probando y probando prendas y arrancándolas, insatisfecha, y echándolas a la parte posterior del armario una vez más. Ya sabes, la mayoría de las personas sólo usan regularmente una fracción de la ropa que poseen.

¿Suena familiar? Pues aún hay más buenas noticias:

Crear un armario cápsula también te ayuda a ahorrar a largo plazo. Tendrás exactamente lo que necesitas, y te encantará cada prenda que tengas.

Verás que gustazo desprenderse de toda la ropa que ha estado colgada pero que no has usado por mucho tiempo, además de ver una gran cantidad de espacio adicional en el armario! No sé a ti pero para mi limpieza fuera se traduce en limpieza dentro, te vas a sentir tan impresionante como vas a ver tu armario; minimal, limpio y ordenado.

Y además, lo más importante de crear un armario cápsula, es que ya estás tomando medidas para proteger el medio ambiente como una consumidora consciente. Comprarás muchos menos reduciendo el desperdicio excesivo y el despilfarro de recursos provocado por la industria del llamado fast fashion.

Creando un armario cápsula: ¿cómo decides qué entra?


Entonces, si a estas alturas ya estás investigando la idea de un armario cápsula, la siguiente pregunta es "¿cómo decides qué poner en él?".

Bueno, puedes crear tu armario cápsula de diferentes maneras. La más sostenible es identificar las prendas clave que ya tienes, tu ropa favorita que usas con frecuencia porque te queda increíblemente bien, es cómoda, versátil… esta será la base de tu Nuevo armario cápsula. Cualquier cosa extra la regalas, vendes o donas a una organización benéfica.

A partir de ahí, calcula aproximadamente qué le falta a tu armario cápsula (camisetas, vestidos, pantalones, faldas, leggings, etc.). Escribir una lista ayuda. Se radical, Si no usas vestidos con frecuencia, no necesitas más de uno o dos.

Ahora deberías poder ver con claridad los agujeros en tu armario actual. Entonces se trata de encontrar con tranquilidad y tiempo las piezas claves perfectas para llenar esos espacios. Recuerda: ¡Tan importante como la calidad es la versatilidad! Que los colores sean complementarios, elige colores neutros para poder combinar tus prendas según la ocasión.

¿En cuántos artículos deberías limitarlo?


No hay una respuesta estricta, el número correcto depende de cada persona.

Si eres nueva en el mundo de los armarios cápsula, consulta el fenomenal Project 333 para inspirarte; el desafío es usar solo 33 artículos (incluyendo ropa, zapatos y accesorios) durante 3 meses. ¿¿Por qué no probarlo?? ¡Cuéntanos cómo te va! A mi personalmente me sobran la mitad.

De todos modos, el verdadero objetivo es:

Crear un armario cápsula no consiste en limitarse a números exactos. Aún puedes permitirte ser flexible. Lo más importante es cultivar una actitud consciente con tu ropa y aprovechar los beneficios del viejo adagio "menos es más".

¡Echa un vistazo a nuestra colección y empieza ya a crear tu nuevo micro-armario!

#Walkthisearthwithoutatrace